Visian ICL corrige un amplio rango de necesidades visuales

Si tienes entre 21 y 45 años de edad y sufres miopía, hipermetropía o astigmatismo, eres un candidato excelente a la Visian ICL. Lo ideal es que no hayas sido sometido con anterioridad a cirugía oftálmica y que no tengas antecedentes de enfermedades oculares como glaucoma, iritis o retinopatía diabética.

Amplio abanico de tratamientos

Los problemas refractivos son un motivo frecuente de la reducción de la agudeza visual. Toda persona que desee tener una visión clara puede ser candidata a Visian ICL.

Visian ICL trata:

  • Miopía de -0,5 a -20 dioptrías.
  • Hipermetropía de +0,5 a +10 dioptrías.
  • Astigmatismo hasta +6 dioptrías.

Córnea fina

La córnea es la superficie curvada de la parte frontal del ojo. Como la Visian ICL no altera el tejido corneal, puede ser un procedimiento adecuado en caso de córnea fina.

La más alta tecnología para obtener ‘lo mejor de lo mejor’

Obtén el máximo rendimiento de tu visión.

Desde su introducción en 1997, Visian ICL ha sido implantada en más de 425.000 ojos.

En estudios realizados por Staar para evaluar la efectividad de la lente, los resultados han sido los siguientes:

  • Más del 98% de los pacientes tenían una agudeza visual de 20/20 o mejor.
  • El 100% veía mejor que antes de la cirugía con lentes de contacto o gafas.
  • El 100% cree que rinde más y mejor.

Cómo se implanta Visian ICL

Después de un examen ocular completo, tu oftalmólogo te explicará tus opciones para la cirugía refractiva, incluyendo la Visian ICL. En base a sus necesidades su cirujano debe determinar si usted es un buen candidato para la Visian ICL.

El día de la cirugía

La cirugía suele durar de 15 a 30 minutos. La mayoría de los pacientes confirman el tratamiento indoloro debido a los agentes anestésicos utilizados.

La anestesia típica

Tu cirujano te administrará anestesia local para minimizar las molestias, no obstante sentirás eventualmente presión en tu ojo. Además, también puede que se te administre un sedante.

Una vez anestesiado el ojo, el cirujano creará microincisiones en el borde de la córnea que se utilizarán para inyectar y colocar la lente. La lente blanda plegada será inyectada suavemente en el ojo y quedará colocada detrás del iris.

¡Esto es todo! ¡El procedimiento dura unos 15 minutos! Como la incisión es microscópica, se sella de forma natural en muy poco tiempo sin necesidad de sutura.

¡Podrás abandonar la clínica oftalmológica unas horas después del procedimiento sin gafas ni lentes de contacto!

Tras la cirugía

Al final del procedimiento, el cirujano puede aplicar un colirio para evitar posibles infecciones e inflamaciones. Una vez en casa, seguirás utilizando el colirio durante los días siguientes. El cirujano concertará una exploración oftalmológica de seguimiento.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies