Ojo vago – Ambliopia

Si un ojo no consigue llegar a su máxima capacidad  visual decimos que está vago o técnicamente hablando, estamos ante un ojo amblíope. Es algo que como padres muchas veces nos sorprende. ¿Cómo me pueden decir que mi hijo tiene un ojo vago si nadie se ha dado cuenta, si su rendimiento en la escuela es bueno y su comportamiento también lo es? Entonces nos surgen las dudas. ¿Habré hecho algo mal? ¿Cómo se me puede haber pasado?

Un ojo se considera amblíope cuando su capacidad visual es inferior a la de un ojo normal al menos en un 20%.

A partir del nacimiento el sistema visual va evolucionando y madurando. Con la maduración irá alcanzando niveles de agudeza visual mayores hasta llegar al desarrollo completo, que lo alcanzará, siempre dependiendo de la maduración de cada niño, rondando los 4 años de edad. A partir de ahí, aunque su capacidad visual ya deberá ser máxima, el ojo seguirá creciendo hasta los 6- 7 años de edad.

ojo vago ambliopia

Pero ese ojo es un instrumento de procesamiento y transmisión de la imagen luminosa al cerebro, no es el que hace la función de ver, esa función la realiza el córtex visual. Una correcta estimulación del córtex visual en los primeros años de vida, hará que la visión sea correcta a lo largo de la vida, con la compensación visual adecuada.

Si algo interfiere en esta estimulación, el desarrollo no será correcto y tampoco la visión. No obstante, si sólo es un ojo el que no se estimula bien, el cerebro identifica la imagen deseada de manera correcta a través del ojo correcto y la Ambliopía pasa desapercibida.

¿Y qué debo hacer para corregir un ojo vago?

Lo primero es atajar la causa.

Si la causa  es una descompensación  y tenemos graduación únicamente en un ojo, se deberá corregir correctamente para que los dos ojos estimulen el cerebro por igual. Si esa diferencia de graduación es muy grande, la lente de contacto o lentilla es la opción adecuada para igualar a nivel cerebral las imágenes, tanto en forma como en tamaño.

Si la Ambliopía es bilateral, porque hay una graduación alta en ambos ojos, habrá que poner corrección. En este caso, puede ser también en forma de gafas.

Si es porque tuerce un ojo y no lo utiliza (estrabismo), habrá que valorar cual es la  causa de la desviación,  aunque uno de los primeros objetivos es hacer que vuelva a funcionar correctamente el ojo que no utiliza.

¿Por qué me recomiendan ejercicios visuales para tratar el ojo vago?

Cuando un ojo se hace vago por falta de estimulación adecuada, no sólo deja de haber un correcto funcionamiento en la trasmisión de estímulos a través de las fibras nerviosas, sino que todo el entramado muscular del ojo se altera y dificulta el funcionamiento adecuado de nuestro sistema visual. Si es un ojo solo, pierde la relación con el otro ojo a nivel cerebral y pasan a funcionar de manera errónea y a no “respetarse mutuamente”.

La terapia visual, además de ser un trabajo de estimulación del ojo que ha dejado de trabajar correctamente, es un trabajo para volver a enseñarles a ambos a trabajar conjuntamente.

Si no se trabaja una Ambliopía con ejercicios mejorará el ojo vago pero será complicado conseguir una coordinación binocular adecuada y un correcto funcionamiento visual para enfrentarse a todas las habilidades visuo-perceptuales que la vida les va a demandar en un futuro.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies