Factores de riesgo que pueden causar desprendimiento de retina

La visión de destellos de luz o de “moscas volando” son manifestaciones que la mayoría de los pacientes reportan ante el desprendimiento de retina, siendo síntomas característicos de sus fases iniciales. Asimismo, los pacientes ven una especie de cortina que se mueve y bloquea el campo visual. Conoce más sobre los distintos factores de riesgo de esta afección.

  El desprendimiento de retina se genera cuando esta capa del globo ocular se rompe y el líquido de la cavidad vítrea la traspasa, acumulándose debajo de ésta. Cuando las dos capas se dividen, la retina pierde su capacidad de funcionamiento y, si no se vuelven a unir, puede sufrir un daño de por vida.

Esta patología en adultos jóvenes y mayores usualmente se detecta en fases avanzadas, ya que estos grupos tienden a subestimar los síntomas iniciales.

Factores de riesgo del desprendimiento de retina
Los factores de incidencia en el desprendimiento de retina pueden ser variados. Esta anomalía es uno de los inconvenientes más severos de la retinopatía diabética, aunque también puede surgir por una degeneración gradual de la retina, una hemorragia o inflamación que separe la capa, la despegue y la fragmente.

Otras causas que hacen más propenso a esta patología pueden ser:

  • El proceso natural del avance de la edad.
  • Desprendimiento de retina anterior en el mismo globo ocular o en el otro.
  • Miopía severa.
  • Antecedentes familiares de desprendimiento de retina.
  • Desgarros en la retina.

Cómo prevenir el desprendimiento de retina
Para evitar la aparición de este problema oftalmológico, se aconseja adoptar las siguientes medidas de seguridad:

  • Utilizar siempre lentes o antiparras de protección al practicar deportes de contacto, actividades que se asocien a la interacción con elementos voladores o cualquier acción que pueda ser potencialmente peligrosa donde el globo ocular pudiese resultar dañado.
  • Realizarse exámenes oftalmológicos periódicos, especialmente si tienes prevalencia a estas lesiones. Se aconseja someterse a esta rutina al menos una vez al año pero, dependiendo de la edad y los distintos factores, podría requerirse una visita al oftalmólogo con mayor regularidad.

Si tienes alguna de las siguientes manifestaciones, debes acudir inmediatamente donde un especialista:

  • Lesión visual
  • Cualquier signo de desprendimiento de retina, como objetos flotantes, destellos de luces, la pérdida parcial de la visión periférica o cualquier anomalía en la vista.

Fuente: Salud a la vista



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies