Síndrome del ojo seco

ojoseco

¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco es simplemente una reducción de la cantidad o calidad de las lágrimas, líquido que permite una constante humectación de la superficie del ojo expuesta.

¿Cuáles son los síntomas?
Este síndrome puede causar sensación de arenilla constante, lagrimeo frecuente, picor, escozor, irritación, quemazón, enrojecimiento, dificultad para abrir los ojos por las mañanas, molestias ante el parpadeo entre otros.

¿Están determinadas las causas del surgimiento del síndrome del ojo seco?
No exactamente, aunque se pueden inferir algunas condiciones previas que pueden ser relevantes ante la presencia del síndrome, tales como envejecimiento, uso constante de lentes de contacto, cambios hormonales femeninos, factores ambientales, efectos secundarios de otras enfermedades o utilización excesiva y constante de medicamentos, etc.

¿Qué tratamiento existe en la actualidad para tratar este síndrome?
En la actualidad, es necesario realizar una consulta con un oftalmólogo de confianza para que dictamine los pasos correctos a seguir. Por el momento, hay dos caminos simples para el tratamiento de este síndrome: la utilización de lágrimas artificiales y el uso de los llamados oclusores puntales.

INFORMACIÓN SOBRE LAS COOKIES “ Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad personalizada mediante el análisis de tus hábitos de navegación y preferencias. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de Cookies.
Más sobre nuestros cookies